Capacitaciones y actividades desarrolladas a nivel regional.

Dentro del contexto escolar las personas menores de edad pueden manifestar conductas que afectan su rendimiento académico, las cuales pueden asociarse con mayor riesgo de fracaso académico y dificultades sociales.

Las técnicas cognitivo-conductuales han demostrado tener resultados positivos para el manejo de una gran variedad de conductas en el contexto escolar tales como: conductas disruptivas, TDAH, conductas desafiantes, acoso escolar, ansiedad escolar, entre otros (Ramírez, 2015; Melero, 2017; Hillman, 2020) favoreciendo el rendimiento académico y logro escolar de las personas menores de edad.